En un mercado financiero se compran y venden activos financieros de manera virtual o presencial y constituyen la principal elección de quienes buscan convertir sus ahorros en una fuente de nuevos ingresos. Grandes empresas y los mismos estados abren las puertas a inversores particulares y familias para beneficiarse de un mayor capital para su crecimiento, y al mismo tiempo colocándolos en el rango de socios capitalistas reconociendo los beneficios que ayudan a generar y a los que tienen derecho.   

Los principales activos financieros son las acciones, los depósitos y el mismo dinero en circulación que eventualmente sólo puede llegar a perder valor debido a la inflación, pero que en países de economía fuerte puede incrementar su valor en relación a las monedas más reconocidas y estables y superarlas. Por su parte las acciones valen como parte proporcional de la propiedad de una empresa, pero ya con niveles de riesgo mayores en cuanto a la posibilidad de pérdida al momento de intentar venderlas para recuperar el dinero.

Los depósitos bancarios de distinto tipo tienen una posibilidad muy reducida de pérdidas pero bajo nivel de ganancia.

Desplegados en numerosas posibilidades derivadas de estos activos fundamentales es que los mercados financieros más grandes del mundo alcanzan movimientos diarios de dinero que superan los trillones de dólares (del 1 a 9 y seguido de… 14 ceros). Se realizan operaciones en gran cantidad y a gran velocidad y algunas de ellas sólo se cierran en pocos segundos.

Para entrar en el sistema de compraventa de activos se deben realizan las operaciones a través de intermediarios o brokers, quienes operan de forma manual o a través de sistemas automatizados por los cuales los clientes se desentienden del compromiso permanente del seguimiento e intervención en las de la actividad.

A esto último se refieren los servicios automatizados de TURBO, tienen un riesgo de pérdida muy bajo gracias a la tecnología High Frecuency Trading monitorizada por especialistas, permiten una ganancia asegurada de entre 5 y 13% promedio por cada 100 operaciones, y la propia cuenta de inversión se puede monitorizar en cualquier momento.

Los mercados financieros cuentan con controles estrictos de los propios gobiernos y sus bancos centrales y este sistema está fundado en la Transparencia, la Sostenibilidad y la Legalidad.

Este producto se vende a través del distribuidor RASKON, rellena este formulario y envíalo para completar la compra
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad